Receta de dulce de leche casero

El dulce de leche, es una de las delicias azucaradas más comunes que existen en el planeta. Podríamos decir que es uno de los primeros dulces que probamos en nuestras vidas. Y que eventualmente, disfrutamos repetidas veces gracias a su accesibilidad y fácil preparación. Por eso hoy, te hemos traído una receta de dulce de leche casero, de esas que no pueden faltar en la despensa.

Receta de dulce de leche casero

El dulce de leche, es muy fácil de preparar y además resulta en buenas cantidades. Sólo se basa en la caramelización de la leche, gracias a la acción del calor. Para hacerlo, no se necesitan más de 5 ingredientes. Su acabado cremoso podrá serte útil para rellenar o decorar cualquier otro postre que desees realizar. Tales como cup-cakes, tortas, bizcochos, ¡y todo lo que tú quieras!

Ingredientes:
2 litros de leche entera

440g de azúcar (22%)

80 gs de crema de leche para darle una textura más grasa. (opcional)

Esencia o extracto de vainilla.

2 g de bicarbonato de sodio.

Preparación del dulce casero

  1. Busca una cacerola de tamaño mediano.
  2. Colocar en  la cacerola todos los ingredientes. La leche, la azucar, la crema de leche y el bicarbonato.
  3. Poner al principio a fuego fuerte hasta que llegue al hervor, luego se baja.
  4. Revuelve constantemente esta mezcla mientras se está calentando. Eso evitará que el azúcar se pegue en el fondo y se queme.

Diez o cinco minutos después de estar revolviendo, el azúcar deberá disolverse.

Revisa y revuelve la mezcla en distintas ocasiones, para que el dulce no se pegue.

Al transcurrir dos horas notarás que la preparación empieza a tomar su color distintivo y a tornarse más espesa. Es en este instante que debemos mover la mezcla sin cesar. Para así evitar que endurezca más, se formen grumos o se adhiera a la cacerola.

Cuando veas que nuestro dulce ya tiene la consistencia de una natilla, sácalo del fuego. Si no estás muy seguro de que esté listo, puedes dejarlo un poco más hasta que cumpla las tres horas.

Una vez retirado, sigue removiéndolo por unos 10 minutos más mientras éste se enfría y luego déjalo reposar.

¡Y ya está! Una vez frío, nuestro dulce se reducirá a su tamaño real y adoptará su consistencia clásica. Puedes estar seguro que de esta receta de dulce de leche casero lograrás obtener cerca de medio kilo de dulce. Puedes guardarlo en uno o varios recipientes y meterlo en el frigorífico para usarlo cada vez que te provoque. Se estima que esta preparación puede conservarse refrigerada hasta 2 semanas, manteniendo su sabor y textura.

Recuerda que puedes hacer esta receta sin importar si tienes o no conocimientos profundos de cocina. Lo único que necesitas es paciencia, y ganas de degustar de un riquísimo dulce de leche hecho en casa. ¡Qué lo disfrutes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *